Entradas

María de Molina, reina regente de Castilla

Imagen
Se desconoce dónde y cuándo nació María Alfonso de Meneses, más conocida como María de Molina. Probablemente en algún lugar de Tierra de Campos, espacio que siempre le fue muy familiar, y en torno al año 1260. Era hija del infante Alfonso de Molina, hermano de Fernando III el Santo, y de su tercera mujer, doña Mayor Alfonso de Meneses. En junio de 1282 contrajo matrimonio en Toledo con el infante don Sancho, futuro Sancho IV, hijo de Alfonso X el Sabio. Sancho IV prefirió a María de Molina, de la que estuvo verdaderamente enamorado, a Guillerma de Moncada, candidata que le había preparado Alfonso X y que tenía tanta fama de rica como de fea y brava. Los contrayentes eran parientes en tercer grado, pues María de Molina era prima carnal de Alfonso X y por tanto tía segunda de Sancho IV y se habían casado sin la oportuna dispensa papal. El papa Martín IV al tener noticia del matrimonio escribió una dura carta a Sancho IV ordenándole que se separase inmediatamente de su mujer bajo pena de…

Leonor de Guzmán, favorita de Alfonso XI

Imagen
Leonor de Guzmán fue la amante de Alfonso XI durante más de veinte años y madre del conde de Trastámara, futuro Enrique II de Castilla tras la guerra civil contra su hermano, el heredero legítimo, Pedro I. Esta noble dama sevillana, emparentada con la más alta nobleza andaluza contaba ya antes de conocer al rey, con un importante patrimonio rústico y urbano en los reinos de Sevilla y Córdoba. En 1327 conoció al rey y tras el fallecimiento de su esposo, Juan de Velasco, y haberse convertido en una rica viuda antes de cumplir los veinte, pasó a ser la manceba real, adquiriendo gran consideración y prestigio social, bajo la protección de su regio y joven amante. En 1339 el rey Alfonso escribió un poema dedicado a su favorita a la manera que muchos señores feudales hacían siguiendo la costumbre de los trovadores.
En un tiempo cogí flores del muy noble paraíso, cuitado de mis amores o del su fermoso riso; ca siempre vivo en dolor e ya lo non puedo sofrir; más me valiera la muerte quén este mundo …

Compositoras medievales

Imagen
En la Edad Media la mayoría de las compositoras estaban relacionadas con el canto litúrgico, y todas ellas eran cultas y de clase social elevada. Muchas eran monjas y escribían sus composiciones para que los interpretaran sus hermanas de congregación. En los conventos las mujeres pudieron desarrollar sus facultades intelectuales, artísticas y emocionales. Las novicias debían formarse en las letras y en el canto. La cantrix era la responsable del repertorio, de los ensayos, del trabajo de los copistas, de gestionar la biblioteca y de supervisar la liturgia. Las monjas tenían la oportunidad de cantar, hacer arreglos e incluso componer música para el servicio de Dios. Tekla fue abadesa de un convento en Constantinopla en el siglo IX y de ella se conserva su Kanon, (verso de nueve secciones, cada una referida a uno de los nueve cantos bíblicos), dedicado completamente a la Virgen como madre de Dios (Theotokos), único en todo Bizancio, y además canta a las santas, mártires y vírgenes de la …